EGIPTO

EGIPTO
Viaja con Piramicasa a Egipto y a México

miércoles, 15 de junio de 2011

ECOLOGENIA SEGUNDA PARTE

NOTICIA: Cuatro Conferencias Magistrales de Gabriel Silva en diversas ciudades del mundo  Más datos en:

CONSTITUCIÓN ASAMBLEARIA
Este es el introductorio del libro Constitución Asamblearia ( Ecologenia II ), que lleva material para terminar de comprender la política global y obrar localmente en consecuencia, con un Plan Político Estratégico, con un modelo de Constitución útil en prácticamente todos los países del Mundo. ¿Cansados de manifestarnos sin resultados objetivos?, ¿Deseosos de que el 15 M no quede en el olvido?, ¿Amargados de ver la corrupción de la partidocracia?, ¿Deprimidos no poder pagar la hipoteca? ¿Con ganas de cambiar de verdad las cosas y echar a los maleantes que "trabajan" de políticos?.

ECOLOGENIA II
 Introducción
Te han hecho creer que la política es sucia y corrupta, para que no participes, para que dejes “eso” en manos de los sucios y corruptos. ¿No has dicho alguna vez que la política “es una mierda”?
Te han hecho creer que los gobernantes deben mandar a los Pueblos. ¿No deberían los Pueblos decir a los gobernantes lo que deben hacer?
Te han hecho creer que “te representan” cuando les das el poder mediante un voto y que eso es Democracia.
Te han hecho creer que siempre hubo y habrá muchos pobres y pocos ricos. ¿Sabes contar, aunque sea con los dedos, para echar algunos cálculos de producción y distribución y de cuánto pagamos a políticos corruptos, funcionarios inútiles y banqueros despiadados?
Te han hecho creer que el patriotismo es una lacra, una idea que propicia el genocidio, para instaurar ejércitos de genocidas, al servicio de intereses apátridas. ¿No es eso lo que ocurre ahora, con ejércitos mercenarios que sólo van a la guerra tras los intereses del dinero?
Te han hecho creer que sólo se puede ser “de izquierdas” o “de derechas”, que la izquierda es apátrida e internacional, que la derecha es mejor administradora. ¿Es que acaso no hay comunistas y capitalistas patriotas?
Te han hecho creer que sin dinero no puede hacerse nada y te han falseado toda la historia. ¿Acaso existían las finanzas, la usura y los bancos en las culturas iniciáticas que nos precedieron?
Te han hecho creer cien cuentos de “terroristas”, para que vivas aterrorizado. Guerra atómica, meteoritos que impactan la Tierra, invasiones extraterrestres… Para ocultar que el verdadero peligro está en las armas escalares que controlan unos pocos tecnócratas al servicio de la élite de banqueros. ¿Dónde están los verdaderos terroristas?
Te han hecho creer que la anarquía es algo posible, y que lo contrario es la dictadura, cuando lo contrario a anarquía es organización participativa y asamblearia. ¿Acaso existe o ha existido algún colectivo sin organización?
Te han hecho creer que es igual dictadura que tiranía, y te han hecho creer que con votar a ciertos representantes, ya estás libre de los tiranos y los dictadores. ¿No vivimos en una dictadura oculta llamada “de los mercados”?
Te han hecho creer que todos los líderes de masas han sido y son dictadores, tiranos, antidemocráticos, cuando han disuelto los parlamentos corruptos, o cuando han abolido la partidocracia, nacionalizado la banca... ¿Vivimos mejor ahora, con crisis de toda clase?
Te han hecho creer que la educación privada siempre es mejor que la pública. ¿Te parece justo si acaso fuese verdad en alguna parte?
Te han hecho creer que mientras más estudios tienes, más sabes. ¿Sabes quién eres, de dónde vienes y adónde irás? ¿Han sabido los científicos oficiales arreglar los problemas del mundo?
Te han hecho creer que mientras más noticieros veas y periódicos leas, mejor informado estás. ¿Qué conoces de la Realidad Global?
Te han hecho creer que otros “pueblos gamberros” generalmente vecinos, están deseosos de invadir tu país. ¿Cuáles lo ha hecho, por qué y cómo?
Te han hecho creer que el campesino es bruto y el habitante de la ciudad es más culto. Que la agricultura es trabajo pesado, desagradable y hasta peligroso. Así te han alejado de la riqueza material más legítima, de la producción más sana, de la vida más armónica y así, en muchísimos casos, ¡Se han quedado con tus tierras!.
Te han hecho creer que hay trabajos degradantes. ¿No será que sólo es degradante la vida de los que no trabajan y viven del trabajo de otros sin aportar ni siquiera su capacidad organizativa dignamente?
Te han hecho creer que trabajar es una maldición, para ganarte el pan “con el sudor de tu frente”, como si eso fuera malo, ruin o sacrificado.
Te han hecho creer que eres libre, porque puedes elegir gobernantes, trabajo, qué comer, cómo vestir… ¿Cuántos lo son realmente? ¿Cuántos trabajan en lo que realmente les gustaría?, ¿Cuántos comen realmente en el mundo lo que les viene en gana?, ¿Cuántos visten como quisieran según su Ser Interior?
Te han hecho creer que el hambre y la miseria están muy lejos, en los países africanos, en las tribus indígenas. ¿Cuánto has andado por el mundo?
Te han hecho creer que el pueblo no debe tener armas porque es peligroso. ¿Crees que los ejércitos mercenarios y las policías se componen de personas mejores que tú?
Te han hecho creer que un día vendrá a salvarnos la virgen María, los hermanitos extraterrestres o el mismísimo Jesús, o el Espíritu del Profeta, o los ángeles de Iahvé. ¿Por qué no han venido antes para evitar los actuales sufrimientos, humillaciones y vejaciones? ¿Qué les dirías a los miles de millones de muertos en medio de espantoso sufrimiento desde hace siglos?
Te han hecho creer que “no puedes hacer nada” ante todo el dolor del mundo. ¿No te has planteado ser al menos alguien realmente libre, Uno en la conciencia de todos y poner al menos tu granito de arena?
Te han hecho creer que los políticos profesionales pueden encargarse de tu destino educacional, económico, de tu salud y la de tu familia. ¿Acaso eres un idiota que no cuenta a la hora de tomar decisiones?
Te han hecho creer que las vacunas realmente te protegen de las enfermedades y que no representan ningún riesgo extra. ¿Has averiguado cómo se fabrican, cómo se componen y las denuncias que hay al respecto?
Te han hecho creer que la mujer es el “sexo débil” para polarizarnos y enemistarnos allí donde más necesitamos  uno de la otra, unidos, respetuosos y amantes. ¿Te podría haber parido tu padre o engendrado tu madre?
Te han hecho creer que sólo puedes trabajar en una cosa, ese trabajo de mierda que muchas veces matarías para que no te lo quiten. ¿Acaso naciste con una marca que diga “has nacido para esto”?. Eso es posible; y si es así, eres un afortunado entre cientos de millones.
Te han hecho creer que la política profesional no debe hablar de Amor, Inteligencia, Voluntad, valores humanos y espirituales como Lealtad, Dignidad, Misericordia, Autoconsciencia, Satisfacción Vocacional… ¿Les has escuchados a tus “políticos” hablar de estas cosas?
Te han hecho creer que Dios está fuera tuyo, que el poder no depende de ti, que no puedes evitar que el mundo vaya por donde va…
Te han hecho creer que mejorar el mundo es una utopía y que “utopía” es sinónimo de “imposible”. ¿Sabías que todos los inventos y descubrimientos que hoy disfrutas fueron primero tachados de utopías, de absurdos, imposibles, y que sus inventores y descubridores tuvieron agrias luchas para poder imponerlos?
Te han hecho creer que no hay ninguna solución a la vista, y que el sistema es tan complejo que dejarían de funcionar las fábricas, las industrias, las producciones de alimentos, de indumentaria, etc. ¿No sabes que el trabajo puede continuar sin dinero mediante y así ha sido durante las guerras, con producciones fabulosas? Imagínate una economía de guerra… ¡Pero en plena paz, sin derivar esfuerzos a la fabricación de armas ni mantener ejércitos!
Te han hecho creer que toda o la mayor parte de la gente es mala, que es mala la naturaleza humana. ¿Es mala tu naturaleza? Puede que sí, porque puede haber excepciones, pero mírate en el espejo y piensa… “¿Quién soy yo?”.
Te han hecho creer que eres culpable por lo que piensas, por lo que sientes o por lo que haces. Y quizá lo eres en algún sentido, puesto que lo has creído. ¿Eres culpable de los males del mundo?
Te han hecho creer que la Patria y la bandera sólo valen cuando hay que disputar un mundial de fútbol. ¿Has ganado algo cuando ganó tu club o selección favorita?
Te han hecho creer que los políticos que se eternizan en sus cargos son necesariamente dictadores o tiranos. ¿Sabes que los “democráticos” de la partidocracia que están sólo unos pocos años siguen cobrando de tus impuestos toda la vida?. Observa sin emociones y sin prejuicios las condiciones de vida en aquellas “dictaduras” de décadas y compáralas con las “democracias” que cada cuatro o seis año renuevan cargos, de los que igual pagarás vitaliciamente a los “ex …”
Te han hecho creer que la excepción, es la regla, y la regla la excepción. Te han hecho creer que es necesario mentir para sobrevivir.
      Te han hecho creer tantas cosas irreales o parciales, que puedes sentir terror al darte cuenta. Es normal, pues los verdaderos terroristas que se dicen “antiterroristas” cuentan con ello. Sólo si te liberas de tus falsas creencias y empiezas a razonar sin miedo a la verdad, sin miedo a “lo que pueda perder” (trabajo, estabilidad, recursos, tu casa, etc.), descubrirás que los verdaderos terroristas son los genios de las finanzas internacionales; descubrirás que los políticos a los que votas son meros esbirros de esos poderes y a veces ni siquiera son conscientes de ello; comprenderás que en un Estado financiero con políticos al servicio de “los mercados”, no tienes absolutamente ninguna seguridad. No hay en la falsa democracia de los “partidos” una sociedad de Ciudadanos que te respalde, ni un líder decente que se juegue la vida por ti. Si eres empresario, no estará segura tu empresa porque dependa de “los mercados” y de los bancos. Sólo estarás realmente seguro como productor, empresario, empleado o profesional, cuando toda la sociedad pueda respaldarte.
            Estarás seguro de verdad cuando el valor “dinero” no esté en manos de usureros privados y más seguro estarás tú y tu familia y todos, cuando en un paso Ecologénico posterior, el Valor Trabajo reemplace definitivamente al valor de la moneda, y que ésta se convierta en “fichas”, sin valor usurario, sin valor especulativo, como un mero instrumento del Estado y que tú seas parte de ese Estado.
¡… suena a comunismo…!
       Cierto, esto último “suena” a Comunismo, pero no lo es; porque los banqueros internacionales crearon el comunismo ruso del mismo modo sangriento y corrupto desde el principio, como lo fue la Revolución Francesa. Con grandes, auténticos y bonitos ideales pregonados, sí, pero con una serie de “pequeñas aberraciones” sutiles, aumentadas por los cabecillas que en ambos casos fueron cuidadosamente preparados para dirigir a las turbas emocionalmente y sin organización Asamblearia, sin participación real en la toma de decisiones. Se formaron así diferentes movimientos políticos en América, dando lugar a supuestas “democracias”, pero todas con una misma lacra: la representatividad, por sobre la participación ciudadana, cuando la primera sólo es válida cuando segunda es plena y prioritaria.

¡Aprende, comprende y actúa! Difunde esta información, pero empieza por leer el primer libro de Ecologenia. Si no tienes claro las facetas políticas del problema global, será muy difícil que ayudes a mejorar algo. Con su compra nos ayudas a llevar adelante el plan global contra la tiranía "de facto" de los mercaderes del terror, nos ayudas en nuestra labor de promover una consciencia más evolucionada.